portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

De tertulia con las flores.

Por una cibercrisis que sufrí, me recetaron vacaciones, y salir de Internet.
En la calle, las expresiones de la gente que cruzaba, se me pegaron y me empaparon.
Huyendo de aquella lluvia, de gotas diferentes entre ellas, corrí a un parque.
Fui a parar donde juegan los niños, y un coro de madres eficientes voceaba.
Llamando a sus diversos infantes, para que mientras jugaban, no se ensuciaran.
Seguí adelante, y agotada, me dejé caer en un banco, junto a una señora.
Ni levantó la cabeza, del libro al que estaba imantada, al saludar yo, con un ¡Hola!
Por lo demás, aquello era un solitario y tranquilo jardín, y al fin, respiré.
Allí, sonaba la naturaleza, irrumpida, con los súbitos suspiros de mi vecina.
Tuve la impresión, de que una rosa guiñaba sus pétalos, para que me acercara.
Pero, la lectora cerrando el libro, levantó su inundada mirada, ¡y me vio!
¡Temí, aquel aluvión de lágrimas apuntándome! Detrás estaban las rosas.
Cuando la mujer sin decir Adiós se marchó, me senté en el césped, junto a ellas.
Con el señuelo llamativo de las rosas, hubo otras, que abiertas me recibieron.
Yo miraba cada una de ellas, porque emitían sin palabras, su sentir único.
La Azalea, me señaló el peligro de confiar en el veneno, con vestido bello.
La sutilidad llegó con un Pensamiento, tenaces y fuertes crecían las Margaritas.
Un sosegado Tilo dijo, que todos somos útiles y necesarios, también el Cardo.
Así, fui adquiriendo cada vez mas cordura, de tertulia con las flores.


Maria Eugenia



Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-05-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.