portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

LA HISTORIA DE GAZAPO (17)

          Así vivió Gazapo: Intensamente. Disfrutaba el momento sin pensar en el día siguiente, porque como él mismo decía: "No sólo ignoro lo que pueda pasar mañana. Ignoro hasta lo que pueda pasar, cuando termine esta frase"; por eso disfrutó, a mí me consta, hasta el último segundo de vida; por eso no se despedía, disfrutaba tanto los reencuentros, que, a veces, hasta inventaba falsas despedidas... Normalmente, las inventaba cuando se sentía acosado, porque permitía el amor, pero sin presiones, fresco, natural, sin ataduras, sin horarios... Sin edad.

          Platicaba que en sus años mozos, de mutuo acuerdo, terminó con una novia que tenía. La única que no comprendía el rompimiento, era su suegra: Una distinguida señora, de aquellas, que la edad les favorece, pero que tal parece que tienen obsesión por negarlo.

          En varias ocasiones ella le llamó para preguntar los motivos de la separación, pero Gazapo siempre contestó con evasivas...

          No sé, señora... Quizá la rutina.

          Bueno, pero podrían inventar cosas nuevas.
A lo mejor, pero... No hay amor, nos vemos como amigos.

          Pero si hacían una magnífica pareja.

          Sí, pero... Pero ningún "Pero" la dejaba satisfecha. Tanto fue el interés de la señora en recibir una respuesta contundente, que nunca imaginó lo que finalmente escuchó...

          "No pensaba decírselo, señora... Pero, ya que insiste tanto, terminé con su hija... ¡Porque me gusta más usted!"

          ¡Qué mentira más grande..! Pero qué excitante respuesta ¿No creen? La pobre señora no volvió a dormir. Velaba las noches pensando en que, cómo era posible que, "un escuincle baboso", se fijara en una señora de cincuenta y tantos.

          No sé si tuvo amores con ella. Cada vez que se lo preguntaba, salía con la trillada respuesta de que: "Los caballeros no tenemos memoria". Y ya se los he dicho antes: "Gazapo... ¡Era un caballero!"

          Lo que sí queda claro, es que de esa relación tan dispareja, brotaron las palabras rejuvenecedoras más hermosas, que he escuchado en mi vida...

Más claro no puedo ser,
me volveré transparente,
que sus ojos puedan ver
lo que cruza por mi mente.

Yo sé que nada le ofrezco
y eso, a mi me disgusta,
porque sé que no la merezco...
Y a pesar de esto... ¡Me gusta!

Y aunque no tengo derecho,
ni a expresar mis sentimientos,
anoche invadí su lecho
hundido en mis pensamientos.

Y lo llené de ternura,
en medio de una tormenta,
dirá que es una locura,
pero soñar nada cuesta.

Y aunque diga que soy muy joven,
"Un escuincle baboso",
no permitiré que le roben
ni un minuto de gozo.

Porque aunque me enseñe sus canas
y diga que ya está vieja...
En sus ojos veo las ganas
de tener una pareja.

Quizá un poco dispareja,
tratándose de mi caso,
pero al fin una pareja
que le retrase el ocaso.

La haré sentir, nuevamente,
joven y enamorada,
tan sólo le pido que intente
sostenerme la mirada...

Y si después de haberme visto,
no se siente ilusionada,
le prometo que desisto
y aquí no ha pasado nada.

Me iría con mi juventud,
pero le daría un consejo:
Que sólo es cuestión de actitud,
el ser o sentirse viejo.

Hay jóvenes de cincuenta
y hay ancianos de treinta,
porque no es la edad lo que cuenta,
sino como uno se sienta.

Y usted, no puede sentirse vieja,
¡olvídese de su edad!
Métase entre ceja y ceja,
darse otra oportunidad.

Señora de cincuenta y tantos,
debe ser más atrevida,
¿O qué? ¿Quiere vestir santos
por el resto de su vida?

¡No, no, no! ¡Me opongo rotundamente!
La vida permite engaños...
Así que "Inocentemente"
quítese algunos años.

Vuelva a sentirse radiante,
yo sé que usted es capaz,
sólo mire hacia adelante
y deje el pasado en paz.

Perdón por habérselo dicho,
ya sabe mis sentimientos,
le juro que no es capricho,
sólo digo lo que siento.

Y si decide olvidarlo,
está en todo su derecho.
Si tan sólo, se atreve a pensarlo...

¡Me daré por satisfecho!


Gazapo



Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-05-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.