portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Un aroma que no muere

Esta noche tan extraña
se muestra ante mí sin pudor
con sus raíces envueltas
en voraces llamaradas,
mientras el piano
de semblante iluso
con queda voz me llama
y quiere que demolamos
el silencio de los muros.

Pero miro sus teclas
como intrusas lunas transitivas
con llanto de epitafio.
Sin embargo…acepto el desafío
acariciándolas con estas manos
que tantas veces les dieron cariño.
Y al roce de mis dedos
flotan adoloridas en el aíre
unas notas vestidas de luto,
Hadas con las alas maltratadas
que entonan una melodía
de calles trajinadas,
sonata que habla de viajes,
amor e historias de un profuso,
un periplo de canción en madrugada
colmada de un adiós
sin despedida ni llegada.

Fuera de lo que soy y ayer fui
me entrego desmedida
al mágico encanto
y me baño de su luz,
esa que fue un día
todo un universo para mí
en un tiempo sin muralla
que me traslada a un viaje infinito
en doloroso vuelo
y en un solo grito,
donde la ternura de los recuerdos
es de nuevo ahora pesadilla,
para volver a convertir
este llanto en el mismo rito
de transformarse una vez más
en latente eternidad de semilla.

¡Ay vida tan pura!
¿Porque también eres mi muerte?
Y te empeñas en azotándome
por dentro tormentosa
con la inmensa quietud de deshacerme,
para dejarme al cerrar el piano
tan solo una cosa,
esta amarga suerte
del recuerdo de un amor
que de aromas nunca muere
aunque en el frío mármol
se hayan secado ya las rosas.

María Elena Ponce/Venezuela


María Elena Ponce

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-02-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de María Elena Ponce


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.