portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Una Mala pasada

Habíamos estado planeando salir el fin de semana los últimos meses, y no lográbamos concretar una fecha exacta, algunos de nuestros amigos trabajaban otros tenían compromisos ineludibles y así se pospuso nuestro encuentro varias veces.

Por fin quedamos todos de acuerdo en vernos el sábado próximo en San Francisco almorzaríamos juntos y pasaríamos una tarde bohemia, escogimos un pequeño restauran de la ciudad apartado del bullicio del centro donde tendríamos acceso a un piano y a la tranquilidad de poder hablar y hablar hasta que nos cerraran el lugar.

Como sucede siempre que se planea por mucho tiempo un viaje no pudimos salir tan temprano como hubiéramos querido, una llamada de la oficina un cliente con preguntas algo que se olvido empacar ........ la salida la habíamos programado a las 9:00 de la mañana
y terminamos saliendo a la 1:00 de la tarde pero salimos eso era lo importante un día caluroso y lleno de trafico.

Llegamos casi de noche directamente al hotel y salimos a cenar algo, las calles llenas
de alboroto la multitud de gente en el pier disfrutando de la vida nocturna del puerto
caminamos un buen rato después de cenar curioseando las tienditas que están a lo largo de la bahía igual que toda la gente nos sentamos a tomar un café y disfrutar de la vista nocturna del mar en calma.

Al día siguiente tendríamos toda la mañana disponible antes de reunirnos con nuestros amigos así que decidimos visitar la isla de alcatraz y sentirnos uno mas de los miles de turistas que llegan con la curiosidad de conocer el antiguo penal, ahora cerrado y lleno de historias de los reclusos.

Caminamos por los pasillos guiados por las voces que salía de un cassete narrando las vivencias del penal, las celdas son pequeñas con apenas un catre, minúsculo lavamanos y retrete, la mayoría de los reclusos pasaban ahí 23 horas al día saliendo solo para comer y estirar un poco las piernas, sin embargo la vista a la ciudad es bellísima desde ella se ve el Golden Gate y toda la bahía, no creo que exista castigo más grande que tener esa vista hermosa casi al alcance de la mano, la libertad a unos cuantos pasos y pasarse toda una vida entre cuatro paredes, visitamos el comedor ahora desierto con su gran cocina cerrada, la biblioteca y las celdas de castigo el hoyo como le llamaban los reclusos curioseamos por la tienda de suvenirs y platicamos con uno de los guardias que ahora esta retirado y escribió un libro contando todas sus experiencias cuando vivió
en el penal.

Era hora de regresar empezó la gente a caminar cuesta abajo ya que estábamos en lo mas alto de la isla, apenas habían pasado escasas tres horas y ya sentía la necesidad de regresar al puerto, de pronto me sentí incomoda apresure el paso para ser de las primeras que subiera al barco claro no sin antes visitar el sanitario para esto tuve que esperar un rato creo que a todas las señoras visitantes se nos ocuririo la misma idea mientras esperaba parada en la puerta con el lavamanos frente no se como se abrió la llave del mismo y empezó a fluir un chorro constante de agua cosa imposible nadie estaba parado frente a el no le di mas importancia al hecho ya que así como empezó el flujo de agua así mismo termino, me acomode cerca de la ventanilla y me dedique a ver las focas tomando el sol.

Llegamos a Cazzio y ya estaban esperándonos Alberto y Rosa, Julián y Mónica, Manuel y Eduardo todos viven cerca, mas que nosotros así que ellos llegaron esa misma tarde nos saludamos y bueno la mesa nos esperaba así como las botellas de vino y las botanas, pasamos una tarde alegre charlando comentando y bromeando entre una y otra botella de vino nuestra reunión anual se había hecho una institución y nunca faltábamos a ella.

Nos despedimos prometiéndonos vernos el año entrante claro intercambiando direcciones de correo electrónico teléfonos celulares y demás, fuimos los primeros en marcharnos por la distancia aun nos quedaban 6 horas de manejo.

Después de pasar a poner gasolina tomamos la carretera decidimos regresar por el 101 me encanta la vista y sobre todo podíamos pasar a tomar un café y pastelillos en Solvan siempre que puedo paro ahí es un lugar hermoso y tranquilo una villa al estilo holandés siempre con sus tienditas iluminadas como si fuera eternamente navidad.

Me pareció que llegamos con luz suficiente el viernes siendo casi las 9:00 pero ahora apenas las 7.45 y el cielo empezó a oscurecerse repentinamente me llamo la atención ver que la luna parecía un sol, amarilla totalmente el cielo Rosado oscuro y sin estrellas mientras salíamos de Solvan por el caminito rodeado de grandes y viejos robles empezó Andrés a bromear contando cuentos de hombres lobos y vampiros el camino estaba oscuro y se veían las ramas quietas como grandes hombres extendiendo los brazos, me reí de buena gana invitándolo a seguir con la broma prometió escribir una historia al respecto que por lo tenebroso me erizaría los pelos.

Entre risa y risa se acomodo y empezó a dormitar, cosa que no me molesto en lo absoluto sintonice la radio y seguí manejando disfrutando el paisaje nocturno poco a poco la luna se coloco a mi derecha reflejándose en el mar y cambiando su color amarillo a un blanco puro el mar sin olas tranquilo ni un ruido el cielo seguía sin estrellas totalmente negro era una visión de paisaje a lo lejos las lucecitas de una embarcación exactamente atrás de la luna, así seguí un buen trecho casi no había trafico practicamente toda la carretera y la vista eran solo para mí.

Seguí pasando pequeños poblados con sus casitas a la orilla de la playa uno que otro anuncio luminoso de restaurantes de comida rápida esos que están abiertos las 24 horas y la luna mi compañera, empezó a volar mi imaginación recordé la muerte de Alfonsina es subyugante ver el mar así de bello y tranquilo como no ir a su encuentro, se podría caminar hasta llegar a donde la vista se pierde ¿qué pasaría?

No resistí mas en la siguiente salida había un mirador me moría por fumarme un cigarro Andrés seguía durmiendo y como no-tenia prisa alguna por llegar y nadie nos esperaba decidí parar unos momentos fumarme el cigarro y tomar un baño de luna ¿por que no? se toman baños de sol, apenas unos metros adelante estaba la salida tome la pequeña curva y estacione el auto baje con mi cigarro en la mano y me recargue en la barandilla que tranquilidad ni un solo movimiento en el agua solo el reflejo de la luz de la luna siempre he sido una romántica incorregible me acorde de algo que escribí hace tiempo sobre el amor del mar y la luna que paz podía haberme quedado ahí no se cuanto tiempo, la embarcación a lo lejos con sus luces encendidas, decidí que si podía algún día pasaría cuando menos una noche así en medio del océano a la luz de la luna con el mar y conmigo misma, de pronto casi sin darme cuenta exactamente bajo la luna empezó a formarse una estela de espuma el agua se torno gris oscuro seguía sin escucharse ningún ruido ni siquiera soplaba viento el reflejo de la luna ahora era como el reverso de un espejo gris y opaco no se como levante la vista y exactamente donde estaba la embarcación surgió un cuerpo oscuro y grande rompiendo la tranquilidad del agua y haciendo saltar miles de gotitas en un momento desaparecieron las luces y la embarcación un sonido seco regreso al agua y unos instantes después todo seguía igual, me frote los ojos y empezó a saltarme el corazón alocadamente una brisa helada y una densa neblina caminaba desde el centro donde antes estaba el barquito el silencio era tal que casi podía
tocarlo, trate de escudriñar en la oscuridad y nada ¿seria mi imaginación? todo se veía como hacia unos momentos con excepción de la neblina que caminaba poco a poco mar adentro lo único no estaba eran las lucecitas atrás de la luna.

Me grito Andrés desde el auto donde andas, ¿me dormí? regrese y sin decir palabra me subí al auto si le contaba pensaría que era broma o que el vino me estaba haciendo efecto seguí manejando hasta llegar a casa, a consecuencia de lo ocurrido aunque llegue cansada de manejar por seis horas y media no logre conciliar el sueño que fue lo que paso vi algo
¿O solo fue una mala pasada de mi imaginación?





Soy Mia



Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 14-07-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.