portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Canto Nupcial

Las alas de la fortuna
Aletearán vigorosas hacia el confín de mis días
Ahora que un hada hermosa se dibuja
En el devenir de mi vida.

Las campanas de mi villa
Repican en constante melodía
Ahora que ven lucir en tu mano
La promesa y el lazo
En la profética luz del mediodía.

¡Aleluya, aleluya!,
se oye gritar a mi corazón
pleno de alegría.
¡Viva, viva!
saluda la multitud,
a una sola voz,
en total armonía.

El albor de la conciliación
Corrió entonces por sus mejillas
Con profundo cauce de dicha...
Y en mi, brotó una exclamación:
¡Querida mía,
si dulce es plantar la semilla,
tierno será el fruto
que alimentará nuestras vidas!

Ya siempre en mi corazón,
Lucirá este cielo de azul cálido.
Ya siempre en mi existir,
Brillará este sol de Mayo.
Ya por siempre tu amor
Será el lecho
En que caiga embelesado.

¡Sí, amén!
Que tu felicidad indeleble
Sea el motivo de mi agrado.
¡Sí, amén!
Que de tu sonrisa de ángel
Siga bebiendo este enamorado.

¡oh, ay de aquel!...
--Diría un viejo sabio--
...que tiente a su mirar;
pues en su hechizo
le sobrevendrá el desmayo!.

Ella será siempre mi hada hermosa
Que, bajo el influjo de la luna,
Aparezca entre un halo de luz lechosa...
Y me diga con sigilo:
¡Duerme en paz, amor mío,
que un hada vela
por tu buen destino!

Y, de su mano,
Recorrí el camino del primer amor;
De su mano,
Ando el camino de la iglesia;
De su mano;
Caminaré por el camino de la vida;
De su mano;
Pasearé por el camino de las estrellas.


Sotelino

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-05-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Sotelino


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.