portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

La "Jorná" del Gitanillo


Bailando va el gitanillo
por corrales de vecinos,
por las plazas, por las calles
y a la orillita del río.

En el suelo un pañuelillo
con cuatro chinas en los picos,
pues el aire está malaje
y se lo lleva consigo.

El viento viene silbando
tarantos y soleares,
para que las hojas bailen
y el gitanillo se arranque.

Los faroles son sarcillos
de luz envuelta en herrajes,
colgando de las fachadas
de esquinas y soportales.

Su tablao, los adoquines.
Su imaginada guitarra,
la brisa rasgueando
las rejas de las ventanas.

El ritmo a son de palmas,
sus manitas sin infancia
y el redoble se lo marca
el hambre en sus entrañas.

Su coreografía espontánea,
le va saliendo del alma,
de su ingenio, de su gracia
y de su sangre gitana.

Sobre el pañuelo del suelo
se acumulan los reales,
que le huelen a pan tierno
relleno de calamares.

La luna viene envistiendo
al día que está muriendo.
Se despierta el silencio,
los pájaros se van durmiendo.

Se terminó la jornada,
no hay pañuelillo en el suelo,
ni agua, ni baile, ni palmas,
sólo su triste mirada.

Unas lágrimas se le escapan
que van formando unos surcos
en su churretosa cara
como mapa de carbón y agua.

Duerme gitanillo, duerme,
en esa cama de nácar
que la luna te regala
con mantas de madrugadas.

Mañana gitanillo, mañana,
la mañana quizás traiga
un rocío de esperanzas
y tu ilusión realizada.

Mañana, gitanillo, mañana,
quizás en tu jornada no haya:
ni pañuelo, ni botijo, ni agua,
ni baile, ni hambre, ni palmas.



Mercedes A. Alexandre

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 01-08-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Mercedes A. Alexandre


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.