portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

ANTES DE SER ABUELA

Antes de ser abuela...

Yo me dedicaba a mi trabajo solamente y no me preocupaba por mantener la casa impecable.

Solía irme de cacería en mi propia casa para buscar bichos y arácnidos por diversión mas que por otra cosa.

Además no me fijaba si había en el piso un pequeño objeto tirado, total nadie lo movía

Antes de ser abuela...

Gustaba de irme a tomar un café con pastel en compañía de mi hija y nos quedábamos largas horas sin pensar en el tiempo que pasaba.

Era aficionada a irme a medir ropa aunque no comprara absolutamente nada.

Veía con coraje a todas esas mujeres que manejaban con un niño en el brazo y el otro en el volante

Antes de ser abuela...

Jamas pensé en pasarme una noche en vela por los nervios de que al otro día nacería una pequeña en casa.

Nunca me visualice sosteniendo con un brazo una piernita que iba a ser vacunada mientras que con la otra limpiaba las lágrimas de una madre joven.

No tuve que salir a media noche en busca de un pedíatra para que curara la tos de una bebe

Antes de ser abuela...

No regañe a una joven por causa de su impaciencia de dar una comida caliente a una personita.

Ni tuve que levantarme a media noche porque unos llantos infantiles me despertaron

Nunca me tropecé con un muñeco de trapo tirado en medio camino

Antes de ser abuela...

Yo tenia mi cama completamente para mi y me podía dar vueltas en ella con un montón de almohada

No comenzaba el nuevo día a obscuras por no prender un foco que molestara a un angelito dormido

Jamas pensé en volver a comer por días enteros sopas con verduras y pollo y menos a comer sobras en platos de colores

Antes de ser abuela...

No había en casa muebles como cunas, sillas altas, andaderas o carriolas ocupando los mejores sitios del hogar.

No tenia que quitar mi ropa húmeda del tendedor por unos baberos y pañales que iban a ser tendidos.

Sentí esa sensación de nostalgia cuando vi que la ropa de niña que yo guarde durante mucho tiempo volvió a ser usada.

Ni llore de felicidad cuando unas manitas me tocaron la cara.

Y hoy no imagino lo que seria de mi vida sin esos deditos llenos de chocolate que se me meten en la boca, ni esas risas tan inocentes que me reciben después de un día de trabajo

No se como pude olvidar la enorme alegría que causa tener una pequeña en la familia y menos pensar en la satisfacción de que un día me llamara ABUELA




Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 19-10-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Maria*


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.