portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Relaciones pre maritales



¿Cuantos matrimonios han fracasado por un noviazgo tomando a la ligera? ¿Cuantas veces los divorcios son porque los conjugues eran muy diferentes, o de repente supieron cosas que nunca se hubieran imaginado de cada uno? Por eso se debe de conocer bien y a fondo a la pareja de uno antes de contraer matrimonio.
          Algunas de las cosas que ocurren por no conocieres bien son las siguientes: la pareja estaba relacionada, comprometida o casada, eran adictos a las drogas, eran homosexuales, la persona padecía de un mal contagioso o genético, convictos o antecedentes penales graves. O pues simplemente no se dieron el tiempo suficiente para conocerse.
          Tenemos el caso de Silvia Reyes, esta mujer duró con su novio ocho años y después de dos semanas de matrimonio se divorciaron. ¿Por qué ocurrió eso? Ted González y Silvia tenían de “conocerse” años, se habían conocido en la universidad donde estudiaban medicina. Se enamoraron y salían mucho, y así fueron comprometiéndose hasta que después de ocho años decidieron casarse. Se casaron al civil y ala iglesia, tuvieron una fiesta enorme, todos sus amigos y familiares asistieron todo había salido perfecto, hasta que llegó su luna de miel. Silvia y Ted se fueron a un crucero por el Caribe en donde Ted se la pasó llorando y encerrado en su camarote todo el viaje porque “quería a su mamá.” Silvia estaba muy confundida y sacada de onda. Este no era el Ted de que ella se había enamorado. Ted resulto ser homosexual, él lo sabía desde que era un adolescente, pero siempre lo había negado y trataba de ocultarlo pero ya no pudo más. Obviamente esto fue una burla cruel e irrespetuosa (intencional o no) a Silvia, él si estaba consciente que no era heterosexual simplemente no era justo lo que le hizo Ted a Silvia. Silvia sufrió mucho por esto porque ella estaba muy enamorada de Ted cuando se casaron.
          Tenemos también la triste historia de “Chencha”. Ella era la sirvienta compartida de mi tía, mi abuelita y mi mama cuando yo era aún muy chica para recordarlo. Cuando Chencha era joven tenía un esposo y diez hijos en su pueblo natal, cerca de Tapalpa. Su esposo solía amarrarla a un árbol y golpearla brutalmente y un día tuvieron otra pelea y la corrió de su casa. Chencha deambuló por las calles de su pueblo acongojada y en la noche decidió regresar a su casa donde encontró al “macho” de su marido teniendo relaciones sexuales con otro hombre. Chencha en su enojo, frustración y también ignorancia, se fue y dejó a sus diez hijos atrás para que no sufrieran en la calle como ella. Chancha se alcoholizaba todos los días y les solía decir a mis primas mayores, “Muchachas, no se casen lindas, no se casen si no lo conocen bien, pero pos mejor no se casen. Puro sufrir... puro sufrir... ”- decía mientras rompía en llanto. Los hijos de Chancha nunca quisieron saber nada de ella, probablemente el padre les contó cosas horribles de ella, como que los había abandonado. Y para no hacer la historia mas larga, Chancha tuvo una trágica y triste muerte. Andando muy borracha como siempre, se perdió en algún lado cuando bajó del camión y ese día llovía. Se piensa que se callo del camión y que la corriente la arrastro y la encontraron muerta en un barranco. Si el matrimonio de Chencha hubiera sido bueno, probablemente no hubiera pasado esto.
          Por ultimo, tenemos el caso de Tania Fernández ella era una secretaria de veintitrés años que trabajaba en un banco. Un día llegó Luis de treinta y dos años a sacar una tarjeta de crédito y se enamoro de ella. Tania al poco tiempo de salir con Luis también se enamoro de él y paso muy poco tiempo para que se casaran. El hermano de Tania, su único pariente, le decía que no lo conocía bien etc. pero ella no lo escucho. Se podría decir que “el amor la cegó” o algo por el estilo. Mientras anduvieron de novios Tania y Luis todo era perfecto, ella nunca había amado alguien tanto como a Luis, y jamas había sentido tanta felicidad. Pero todo el cuento de hadas se transformó en uno de horror cuando se casaron. De repente Luis empezó a cambiar, se molestaba de todo, le gritaba obscenidades a Tania, enfurecía al tal grado que rompía cosas, golpeaba la pared y llego a golpear a Tania también. No la dejaba salir a la calle y sus compañeros de trabajo se empezaron a preocupar pero ella les decía que estaba enferma. Pero Luis encerraba a Tania por días y su hermano se preocupo hasta que decidió ir a buscarla. Se metió por la ventana y por los lloriqueos la encontró en un estado deplorable y se la llevo. Luis resulto haber sufrido de esquizofrenia por mucho tiempo y lo sabía, incluso había estado internado y esto siempre se lo oculto a Tania, quien cuando el matrimonio fue declarado inexistente por la iglesia católica, esperaba un hijo de él.
          ¿Acaso quieren más testimonios para probar que mi punto es correcto? ¿Acaso más trágicas historias de corazones y matrimonios mutilados son necesarias? Yo comprendo que las cosas no siempre son así pero no esta por demás tener un poco de precaución y conocer y a fondo a la pareja de uno si se planea llegar a algo tan serio y sagrado como lo es el matrimonio.


Sol



Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 10-02-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.