portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

reflejos

Corre! Corre! el calzòn de manta todo alborotado callendo poco a poco, manuel lo agarra ràpido con la mano izquierda mientras que con la derecha se habre paso entre sillas, que para un niño de cuatro años y medio le resulta del todo una empresa digna de valor y reconocimiento, pero lo que ahora sucede esta lejos de ser un punto a favor de manuel. Su tio pepe lo esta buscando para que rinda cuentas de un colchòn quemado que aun humea desde el cuarto.
Hay Manuel! Hay Manuel! Se alcanza a escuchar la voz de la abuela que teme por las represalias en contra del tal chamaco.
El sol calentaba mas que a ninguna otra hora la laja negra del patio, los cuidados matutinos de Manuel estaban a cargo en primer grado de responsabilidad de la abuela y de ahí se agregaban los cuidados, observaciones, regaños, comentarios graciosos y crìticas a su madre que aportaban los tios y primos en aquella vecindad familiar, la casa del tio pepe era atractiva para manuel solo por el hecho de que tenia televisión de ahí para alla no habia otra cosa interesante en ese cuarto, después de todo a estas alturas uno ya no es capas de estar en cuarto sin hacer nada, siempre es preciso que este presente el sonido de algo para sentirce acompañado, como si uno estuviera del todo solo, como si no bastara todo el ruidal de las calles o el griterio de los vendedores que con voces de gran tenor callejero o voces espectrales del mas a ya surgiendo hayyy tamales calientitos!. Manuel hijo de este tiempo y heredero del tiempo que ya paso vivido por otros que sortearon los mismos peligros que Manuel, le fascina ver las caricaturas del canal 11, le gusta que le tomen en cuenta y le hablen con confianza, que lo hagan sentir realmente importante sentado en su sillita de madera con amarres de fibra de lazo, a la puerta se asomaron tres cabezas, seis pares de ojos, tres narices y un chorro de maldiciones que cargaban juntos, eran el virus, la marianita y el burundanga, vecinos de Manuel, los seis pares de ojos clavados en la presa fàcil que les resultaba un niño tres años mas chico, confiados se acercaron y posaron en la cama, una mosca atravesaba (me tengo que ir lo termino al rato atte el autor)


Angel Lugo



Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-03-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.