portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

ODA A MI FAMILIA

Recuerdos hay tantos, de lo que hemos vivido,
añoranzas que remiten a penas y también alegrías,
felicidades y momentos amargos, muy sentidos...
Aquí estamos, quitando obstáculos y espinas.

Es lo bonito de la vida, juntos estar los tres,
luchando con amor, siempre por un mismo ideal.
Mi familia es extraordinaria, motor que se mueve,
anclada ante las tormentas, con temple real.

Entre todos nos animamos a luchar sin descanso;
sabemos que nada es fácil, ni llorar ni reír,
Tenemos como bandera el amor, limpio y claro,
rehusamos el silencio, pues hay mucho que decir.

Oda a mi familia, motor que siempre se mueve,
pensamientos que dedico a mi esposa y mi hijo.
A Dios, gracias, por tener la dicha y la suerte
ya de tenerlos y abrazarlos, de que estén conmigo.

Recuerdos hay tantos, de lo que hemos vivido,
oda a mi familia que no se completa en versos,
ni con palabras sueltas, ni con cantos bonitos;
oda a mi familia, extraordinaria, de carne y hueso.

Entre la verbena de recuerdos en un segundo,
hay momentos tiernos, que son de toda la vida;
ahora y aquí, hombro con hombro, los tres juntos:
papá, mamá e hijo, entre nuestras penas y alegrías.

A los cuatro puntos cardinales lanzo estas líneas,
tienen como sustento el sentimiento de un corazón.
Rimas éstas que son más que palabras lindas,
invaden mi pecho y son mi poesía, son mi canción.

Corazones calientes, somo más que sólo tres,
somos imagen del ayer, somos imagen de hoy,
al pasar de los años, imagen que se oye y ve,
sueños, realidades, esperanzas, cariño y amor.

Así vamos por la vida, sin pretender lo imposible;
uno, dos y tres, haciendo equipo, uniendo esfuerzos,
conocemos nuestro momento, lo demás, Dios sabe...
En esto, no hay retorno, hay que asumir retos.

De día o de noche, en la salud o en la enfermedad,
oda a mi familia, en la pobreza o en la riqueza.
Vamos probando, si erramos, no hay que desesperar,
intentamos de nuevos, buscando hechos, no promesas.

Ley de la vida, de luchar y siempre trabajar,
los sabios coinciden en que correcto así es;
aquí y ahora, ni un paso en falso o hacia atrás,
ley de la vida, tener esperanzas con mucha fé.

Bajo estos principios: amor, diálogo y confianza,
anclamos nuestro actuar en busca del devenir.
Mamá, papá e hijo, que a Dios piden y claman,
ánimos, bendiciones y salud, para poder vivir.

Imagino por instante, el dolor de la soledad;
oda a mi familia, en las buenas y en las malas.
Recuerdos hay tantos, pero mucho más por sembrar,
añoranzas y momentos tensos y también, de calma.

Felicidades y momentos amargos muy sentidos,
aquí estamos, quitando obstáculos y espinas.
Es lo bonito de la vida: hoy lloramos y reímos,
luchando con amor, pues paso a paso, se camina.

Mi familia es extraordinaria, motor que se mueve,
anclada ante las tormentas, con temple real.
Entre todos nos animamos, ¡claro que se puede!
Sabemos que nada es fácil, que hay que llegar.

Tenemos como bandera el amor, limpio y claro,
rehusamos guardar silencio, todo hay que decir.
Oda a mi familia, en lenguaje sencillo y llano,
sueños, realidades, esperanzas, para poder vivir.

Así vamos, sin pretender lograr lo no alcanzable;
uno, dos y tres, haciendo equipo, uniendo esfuerzos.
Conocemos el éxito y fracaso, nada es perdurable.
En esto no hay retorno, vivimos y no es un sueño.

De día o de noche, en la salud o en la enfermedad,
oda a mi familia, en la pobreza o en la riqueza...


Raff

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-09-2002
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Raff


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.