portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

He sido viento

He encendido palabras demasiadas veces y la cuota en letras no es eterna

He roto los sellos que hacen mi orgullo temblar y aún así, seguido la verdad

He visto demonios cuyos nombres son impronunciables y conocí a los héroes capaces de gritarlos

He visto cadenas romperse con la brisa y he sido agua llevando mi canción

He corrido infinito por los campos del creador, de quien siembra almas y cosecha guerreros

He entrenado mi mente y la de otros, buscando a quienes se atrevan a nadar a mi lado, a huir de lo impredecible y a ser capaces de asombrarse de la belleza

He visto miles de mundos y galaxias imperecederas

He estado aquí y allá y en otros lugares que aún no recuerdo

Fui sol, hombre, árbol, dios,

Hembra, luna, ave, soy.

Soy tanto y tan poco, verdadero y falaz

Soy lo que quiero, mas nunca seré para otros un tiempo un soplo ni una estrella

Ni luceros blancos, húmedos y tiernos con negras serpentinas y hambrientos agujeros

Ni tampoco quiero ser lo que no represento, porque eterno elemento

(Yo he sido viento), mensajero, trataré de llevar conmigo la verdad aunque muera en el camino, desvanecido en figuras del invierno y en trémulos cabellos, lucharé contra lo absurdo, el destino y mi propia voluntad.

Sin importar el tamaño de los acérrimos riscos

Sin tomar en cuenta la distancia de aquí al suelo

Sin saber cuanto demoro en caer desde las alturas

Saltaré y me hallaré abajo con o sin suspiro

Sabré volar de cara al cielo y encontraré en tus ojos más que un consuelo

Por que he visto los más bellos mares correr bajo mis alas

Pero nada es comparable con la belleza de tus ojos

Sabré callar ante las preguntas ingenuas; porque he visto en mi interior la maldad y en otras manos mi muerte y la ajena, pero no he visto dolor más negro que el de no tenerte a mi lado... feliz

Podré, por cierto, brotar de las hojas, porque las flores me comprenden, nacen y se vuelven fruto y así es mi camino (medio verde, medio rojo)

Sabrás tú, encontrarme en el hielo y no por el frío de mis dedos sino por que ves a través de mí y sabes que no te puedes acercar sin avisar

Ya que más que seguro me volveré agua a tus pies

No he visto criatura alguna que no sepa en un disparo que, sin importar la soledad,

a falta de aire más vale amar.

Sabrás conocerme, verme

Sabrás hacerme, labrarme; sacar de las aguas mi alma y de los fuegos mi sol, porque has visto en mis ojos lunas y has oído a mi iris, roto en gritos, vociferar acerca de cuanto amo tu voz.

Yo sé bien que Tú conoces mi sonrisa y que no puedo esconder lo obvio tras mascaras de cristal...

Y espero te acuerdes que logré aprenderme tu cara de memoria y que aún paseo mis dedos sobre la imagen de tus labios, esperando que donde estés sientas mi tacto sobre tu piel de seda, y en la inevitable y solitaria noche tu pulso anhele mis estímulos, porque bien sabe, mientras más sangre, más vivo. Y tu respiración se agite ante el nítido recuerdo de mi boca incansable y el efecto alucinógeno del contacto de los cuerpos. Comprendo tu distancia y asumo la sentencia pues estoy seguro que, algún día, sabrás buscarme, amarme..


Orestes

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 02-08-2001
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Orestes


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.