portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Reivindicándola

Salve mujer hecha de tierra,
orgullosa amamantadora de sueños líquidos.

te enseñaron a no hacer preguntas,
pero despierta supiste lo que realmente eras,
y la inocencia que te hacia hija fue hecha placenta,
para equilibrar la vida y la muerte de los hombres.

Y es que yo a pesar de ser humano,
no me comparo al instinto materno;
fuerza abstracta y animal
capaz de despedazar otros cuerpos,
para consolidar su trascendencia....
Mi trascendencia.

Miles de nombres de mujeres
han de existir en los libros de historia;
y hombres ciegos que han sido castrados
no ven tierra, sangre, lágrima o sudor;
sólo semen estéril que no tiene memoria.

Por que aquellas que fueron deseo de hombre,
fueron madres de la concepción tardía;
luego de mil partos de lujuria,
luego de mil abortos de ilusión.

Pero solo así una mujer entendería,
la responsabilidad del cuerpo para con la tierra;
abonada en el estrógeno de la sabiduría.

Y yo bañado en otra sangre,
Puedo ver a la mujer, hija, madre y animal;
que deja herencia de lo impalpable del pasado,
del aprendizaje que ensucia el alma en presente,
mugre de la experiencia que a veces desanima el futuro.

Es por ello que surge una inmanente necesidad
de fundirme en su sangre de nuevo,
para repetir el rito que me devuelve la vista;
y recordarme la pureza de mi alma...

Ojala y fuera posible...
olvidar el mundo que me ha hecho hombre,
enfermar de amnesia a los pensadores,
y curar de amnesia a los inocencia.

Ojala la evolución se justifique,
y te de el lugar que mereces,
mas que una simple costilla...
el primer amor que ha existido.


GG

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 04-01-2003
Última modificación: 12-05-2004


página personal de GG


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.