portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Aquella mujer

No me bendició con su nombre,
no me dejó que repetir
cuando mi corazón la lisonjee
como su bendito serafín...

No pudieron mis labios
Profanar la palabra en los suyos
Y el Adiós fue profano
Para con este Amor que acuno...

No tuvo piedad su ánimo
Y se alejaba más y más;
Sus pasos acompasados
iban cual iba mi soledad...

No derramé una lágrima,
No había causa para sufrir,
Mi corazón cuan amaba;
Mis ojos vieron un querubín...

Hoy el día es bello;
Hoy no tiene Sol ni Luna;
Hoy no precisa de ellos,
Hoy su Luz es la suya.

Me hallo ante el hogar,
Cavilando dónde estará, dónde?
Si cual Sirena en el mar?
O si cual Ninfa en los bosques?

Me arrebujo en el sofá,
Pensando, creyendo saber
Lo que Dios quiso crear
Cuando pensó en la mujer.


Sotelino

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-05-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Sotelino


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.