portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Un diario de Utopia

Burbujante crecia en el vientre de mi madre,
aferrandome a las paredes hechas de jade.
Lista, creia, sali al encuentro de la vida.
Con un llanto en ajetreo y desprotejida,
al perder el abrigo de mi madre bendecida.

Luego y siendo una nina llena de alegria,
a mi paso llego un extrano un amargo dia.
Me dio este la primera muestra que llagaria,
el cuerpo y alma de una nina que no hablaria.
En silencio se quedo el secreto que atardecia!

Al paso de anos las pesadillas volverian,
mostrandome la cara de una moneda de villania.
Diga Dios si esta la verdadera razon seria,
por la que sumergida en la melancolia vivia.

Algun tiempo paso y esa nina de cara lavada,
se vio florecer al paso que se preparaba,
a las puertas del primer amor que acechaba.
Mi alma se rompio al ver que nada me dejaba,
el haber querido al adolocente que no me amaba!

Llego el final de un largo y costoso caminar,
entre libros y seminarios que debia devorar.
Sigilosamente la puerta del amor vi deslizar,
pensando encontrar el unico modo de amar.

A mi lado y por duros anos se quedo mas alla del altar.
En medio de su mente desquiziada que me quizo doblegar.
Jalando consigo la violencia repetida y el abuso verbal
Incrustandose las dosis que me forzaron a poner punto final,
a un sueno que yo crei en mi platonia seria eterno.
Dejandome un pedazo del cielo concebido en un infierno.

Como un trapecista a la vida me enfrente con el fruto a cuestas.
Desgarrando mi dolor para hacer de su mundo una constante fiesta.
Por el abandono de aquel que me trajo anos de dolor,
por el dolor de haber entregado mi alma a un mal sabor.

Mi corazon ya no creeria mas en ese sueno compartido,
y tendida a la orilla de un mar de llanto esparcido,
me vi reflejada en un espejo que antes jamas habia conocido.
El espejo se abria invitante entre aguas calmadas y azules,
y navengando un velero me susurraba : " tu ya no huyes".
La imagen blanca en susurro era un Angel que habia nacido,
y que al despertarme, en sus brazos tiernamente me habia
mecido.
Saliendo del espejo y descubriendo mis
pensamientos,
tapo mi boca con un beso al ritmo de un rosado
viento,
abrazo mi cuerpo que del embelezo perdia su fragil
aliento
Estiro sobre nubes una moneda al que Dios le dio una sola
cara
y la acomodo bajo mis pies perplejos y el de mi casa.

He pasado los ultimos siete anos viviendo un mundo ajeno a los
desenganos.
Y he aprendido que aquel Angel mensajero del cielo y de lo que
amamos,
ha sido la mano de Dios que ha bajado para sentarse firmemente
a mi lado,
robandose mas pedazos del cielo para que las vea en frutos reflejados.

Mas ese Angel en un fragil vuelo
regreso de noche a su cielo esperado.
Donde un trono de honor Dios tiernamente
le habia preparado.
Aquel Angel que nos dejo,
nuestras vidas por siempre ha marcado
Trazando en ellas el amor bordado
de fidelidad y respeto ideal
bordando estrellas en los corazones
de sus hijas y por igual
fluyendo el respiro de Dios
en los hoyos que mi alma guardo
Aquel Angel que me enseno que no solo hay una forma de amar y amo
y que hay miles por derramar
aunque su amor fue el unico altar
donde mi camino hallo la forma de andar.

Hoy me preguntan, si me arrojaria
al mismo y doloroso camino,
para llegar a esta real utopia,
que Aquel angel trajo conmigo.
Y yo respondo que todo sacrificaria,
por vivir nuevamente el destino,
que Dios estremecido me regalaria,
y asi seguir la herencia que me daria
el Angel que se hizo eterno en mi camino.





ALMA

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-05-2003
Última modificación: 09-05-2003


página personal de ALMA


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.