portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

UN AMOR IMPOSIBLE EN UN SUEÑO

Se llamaba Teresa
–me la presentó el amigo más querido–,
era agradable de presencia y muy hermosa;
quise hablarle y no pude, me sentía cohibido.
Fue ella la que me habló
con una sonrisa en su boca de rosa;
y la emoción en mí se instaló
al oír esta voz melodiosa.
Ella continuó hablando
con su voz encantadora y armoniosa;
y yo quedé embelesado escuchando
esta voz tan preciosa.
Pero todo este encanto que la bella creó;
mi imprudencia e insensatez lo destruyó,
pues alguna tontería dije, que ella se asustó,
y su hermosa cara, enseguida enrojeció.
Se llamaba Teresa;
y a su lado me sentía tan dichoso
que pensé vivir con esta mujer prodigiosa
–todo el resto de mi vida– un amor maravilloso.
Emocionado le declaré mi amor apasionado...;
ella sonrió y me escuchó con ternura,
pero este amor lo rechazó con sumo cuidado,
y ahí comenzó mi desventura.
De pronto –para mi desconsuelo–,
una fuerte luz iluminó el cuerpo de la bella,
que se fue hacia el cielo
reluciendo como una gran estrella.
Yo, sorprendido, atónito y muy asustado,
le pregunté a mi amigo: “¿Qué ha pasado?
¿Por qué se ha ido? ¿Por qué me ha dejado?”
Y él exclamó: “¡Pero tú no has comprendido
que es una santa de quien te has prendado,
y a ella enamorarse no le está permitido!...”
..............................................................................

“¡Oh, Señor nuestro y de todas las cosas,
quise robar en tu jardín sagrado
una de tus rosas,
y me has castigado!
“Cuando llegue mi hora. ¡Oh Señor, te lo pido:
déjame por la eternidad descansar a su lado,
ya que el único pecado que he cometido
es el de estar enamorado!”


Jesús COSTOYA MARTÍNEZ

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 23-06-2003
Última modificación: 10-01-2004


página personal de Jesús COSTOYA MARTÍNEZ


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.