portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Me duele ese niño

Con su carita sucia,
su tez casi desnuda,
cicatrices en el alma,
y un camión de lata,
recrea sus miserias en la calle.
Y en su mundo,
ese mundo inocente,
donde las estrellas cantan,
se duerme cada noche,
en una cama de cartón y cuatro tablas.
Daniel no teme el tiempo,
ni sabe el color de la esperanza.
Aprendió muy pronto a jugar
con las sombras de la noche,
con las ridículas piruetas de payaso,
de saltimbanqui.
Me duele ese niño,
me rompe,
me desgarra.
La luna lo protege mientras descansa en el barco de los sueños.
Pero la aurora no perdona,
ahí está de nuevo,
con la luz en el bolsillo,
anunciando otro día más, tal vez más largo.
Daniel despierta del letargo,
y se encara con la vida y sus patrañas.
Quiere salir airoso de las primeras horas,
y arremete con furia,
desde su niñez amedrentada,
¡Tengo hambre!
¡Tengo frío!
Y sus palabras,
retumban en el silencio,
¡y vuelven a su lugar de origen!
Me duele ese niño,
me desgarran sus penas,
su lamento.
Pero hay quien dijo:
¡Ay de los cobardes que ignoren a los niños!
¡Más les valdría colgarse una piedra de molino al cuello, y arrojarse a la mar!!


Fernando Pérez.

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 10-09-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Fernando Pérez.


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.