portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Un sobre blanco y un amigo

Lo dejó sobre la vieja mesa del desván;
un sobre blanco,
sin remitente y sin palabras.
Lo abrí despacio,
con miedo,
me dan miedo los sobres blancos,
por sus augurios,
por que siempre en ellos,
vienen rodando corazones.
Aquel sobre traía uno hecho pedazos.
Leí lo que había dentro,
saltaron unas lágrimas,
discretas,
de esas que no resbalan pronto,
y enmudecen la vida en un instante.
Entonces recordé los años que pasaron,
y el reciente ataque de la muerte,
que se acerca,
sin pedir permiso,
y si te descuidas te arrebata.
En aquel sobre blanco,
también estaba, presente, al acecho,
en busca de su presa,
con su guadaña y ropa negra.
Pero se tuvo que marchar,
la auyentaron mis sueños.
Insisto en que venía un corazón,
maltrecho,
hecho pedazos,
el de un amigo que fracaso en la aurora,
con su cimientos resquebrajados,
y su alma en vilo.
Me decía,
Te escribo esta nota para pedirte ayuda,
me encuentro entre tinieblas,
no amanece en mi vida,
la noche se hace larga,
los ruidos de mi ser,
me atosigan,
y si no vienes pronto,
me temo que,
las cansadas penas que me afligen,
se instalen para siempre,
hasta matar todo lo que soy.
Dejé sobre la mesa el sobre,
el blanco sobre tan temido,
corrí a su encuentro,
le regalé mis sueños,
le dí un abrazo fuerte,
reconforté sus dudas,
el misterio de aquellas penas agresivas,
lo cargue en mis espaldas,
mostrándole la cara dulce del otoño,
y las vastas sendas que la esperanza tiene.
Lloró, esta vez de alegría,
y sus males de amor marcharon,
se fueron prestos,
¡Sabe Dios a donde!
Y se durmió en mis brazos,
¡Mi amigo se durmió en mis brazos!


Fernando Pérez.

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-09-2003
Última modificación: 16-09-2003


página personal de Fernando Pérez.


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.