portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

LA CATRINA

Yo no les vengo a decir esas cosas bonitas de amores,
únicamente vine para que ustedes tengan muy presente,
que yo solita, sin ayuda, me llevo a todos a los panteones,
que soy la flaca de Posada, del meritito Aguascalientes.

Bien que sé yo que todo esto se lee por el mundo,
por eso, primero quisiera decirles algo más de mí,
nu mucho, pues como dicen, pa′ qué tanto los aburro.
De todas formas, aprendan de mí con lo que escribí.

Soy creación del grabador José Guadalupe Posada,
artistas aguascalentense nacido en febrero de 1852;
era gran experto en el dibujo y la litografía, sin tacha,
colaboró en periódicos como El Ahuizote y El Argos.

Posada se burló siempre de mí, la muerte, es verdad.
Algo famoso se volvió con sus bien logradas calaveras,
mas no por eso, pensaran que le iba a tener piedad.
Con la huesuda Catrina, la cosa sí es de a deveras.

Posada fue un enemigo acérrimo de don Porfirio Díaz,
dictador mexicano que por muchos años fue presidente.
Con sus grabados y dibujos, lo ridiculizó como quería,
con fino humor satírico, profundo y bastante trascendente.

¿Lo ven, poetos y poetas? Yo no vine aquí con amores,
tampoco vengo a quitarles su inagotable inspiración.
Soy la Catrina de Posada, aquella de los panteones
y llegada la hora, a cada cual me llevo sin compasión.

No tiemblen ni tengan miedo, mejor como Posada,
que mientras pudo se mofó de la inevitable muerte.
Mejor así, porque respetándome, no sirve de nada,
así que imiten a ése que nació en Aguascalientes.

José Guadalupe trabajó mucho, es también verdad.
No atesoró riquezas, murió en la extrema miseria
y fue mal sepultado en una fosa común, qué pesar,
pues siendo gran artista, acabó casi en la indigencia.

Y ahora, de algunos de ustedes, poetas, me ocuparé,
mediante unos versitos que acá se llaman calaveritas.
Leánlos, sus comentarios con mucho gusto esperaré,
buenos o malos, con palabras grandotas o chiquitas.

Gaviota Frágil, tu voz me calma, secando mis heridas,
mas sin buscar, pronto me encontraste, bella sin alma.
Conmigo te quedas, no hay duda, conmigo tú te irás,
antes de que todo se apague, ¡vámonos al más allá!

En tus cartas te encontré, insondables son tus ojos.
Linda Géminis, tus manos y las mías ya lucen juntas.
Acomódate bien ese collarín, que nos iremos al hoyo.
¿Qué por qué? Tú sólo obedece y no hagas preguntas.

Sucede que bastó una sonrisa en un rincón del paisaje;
en medio de un día sombrío, le dí el abrazo del silencio.
Todo se volvió demasiado oscuro, y con un sencillo visaje,
con divinos sueños, a Indark la enterré por fin muy lejos.

¡Pues qué les cuento! Resulta que fui por magica222
sólo una vez, mucho le llamé, pero ella no me escuchó.
Estaba muy espantada, tenía pavor, lo veía en sus ojos,
tembló, sus dientes cascabalearon y partió al panteón.

Con un ramito se suspiros y un horizonte de poesía,
algo inquieto, le expresó a la vida ¡Adiós, dulce amor!
Ciertamente, Merlin Poe morir sí que no lo merecía,
pero qué se puede hacer, conmigo no hay corrupción.

Es un descaro si me buscas, tendrás sabor a mí,
sin bandera y con todas ellas, con pasión entera,
advierte Migbet que soy la muerte, ya llegaré a tí,
aunque tú no lo creas, me encontrarás sin pena.

¿Qué como estoy? Pero si te lo te he dicho mil veces:
soy flaca, espigada y fría y aunque tú no lo quieras,
soy La Catrina, hija de Posada, el de Aguascalientes,
la que muy segura te llevará a la fosa, Pablo Laserna.

Del sol, la luna y las estrellas, versaba bien AnaMía;
yo te saludo, mírame de frente, sin decirme adiós.
Yo no soy buena poeta, simplemente soy La Catrina,
vámonos al camposanto rápido, ya pasó el día dos.

Con esta cuarteta, de poetos y poetas, de todos,
me voy, no olvido a Vincent, Mario Maestro Marcín,
Aurora García, Paty, Gatica, Shugary y Mario R 182.
Esto apenas, con La Catrina, es el inicio del fin.

En cuanto a Raff, aproveché que andaba con la calentura,
aunque él no cesaba de escribir de Puebla y Yucatán;
esperé paciente, y cuando por la boca lanzaba espuma,
le dije todo lo que hago es venir por tí, murió y... ¡Tan Tan!


Raff

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 02-11-2003
Última modificación: 27-12-2003


página personal de Raff


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.