portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Requiem

Yo no digo que la muerte me respalda en mi elección
Ni me creo consecuente, sólo escucho mi razón

Ya no espero tu llamada, ni tampoco llamo yo
Ya hay claveles en mi espalda que la espera derramó

Y ese hedor de madrugadade las flores malogradas
en tu altar de dios menor

Es la cría enfurecida de una época pasada
Que hace tiempo ya murió

Simultaneamente con mi corazón

Ya no juego con la muerte,
mi torpeza la aburrió
Aún me busca de repente para ver si ya ganó

Ya no juzgo por la herida ni me fijo en el puñal
Dejo que la carne arda el color me ha de cegar

Y es el rojo de tu sangre esparcida entre mis manos
Lo que exalta mi razón

Y es el brillo mortecino de tus ojos que se cierran
En una última expresión

Nunca es tarde para pedir perdón

Nunca dejes que las rosas te comiencen a llorar
Pues tu casa huele a tumba y en la mía hay un rosal

Cuando menos te lo esperes llegaré a golpear tu puerta
Con la parca y su telar
Te verás en un segundo de pequeño hasta adulto
Y de dios te acordarás

De seguro de algo te arrepentirás

Nunca es tarde para pedir perdón


Orestes

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 17-08-2001
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Orestes


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.