portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Que me perdone Dios.

                    Algo le falta al mundo, y tu te has puesto
                    A empobrecerlo mas, y a hacer a solas
                              Tus gentes tristes y tu Dios contento
                              Jaime Sabines.







te quedaste dormido en ese cuarto
al que no puedo volver,
no porque no quiera
sino porque me dejaste lleno el ambiente
de cosas que no se olvidan
y que no necesito para recordarte

hojas escritas en el papel de la memoria
que el recuerdo siempre hace presente
aunque mis huesos
se queden sin tu gloria

se quedó entre las ruedas de la vida
la muerte que siempre te tuvo respeto
tal vez miedo, aunque nunca te dio la cara
hasta que le buscaste nombre a tu partida
y solo dijiste, cuando ya la perdida mirada
se acompañaba de otras gente tan queridas
allá te espero, hijo mío
algún dìa nos reuniremos de nuevo.

y pensar que hay quién vive contigo
junto a un silencio inmaculado
entre flores de padres y hermanos.
Y de aquellos amigos
De tu barrio
Que un dìa adelantaron el camino


duerme te dije,
aquella noche de enero
que yo velare tu sueño
mientras el momento se llegue
y pueda alcanzarte en tu viaje postrero

tal vez muchos inviernos sin tu calor traspasen
las paredes solitarias del corazón que te adora

tal vez empiece el ciclo de vida a tu lado
y tal vez a la escuela me lleves
para aprender del cielo sus primeras letras
como lo hacías antaño

y aprenda a leer los labios
de los que me añoran
teniendo que entender ,
cabeza dura
que no puedo consolarlos,
aunque eso ahora lo he aprendido
que tras la muerte perdura,
no lo que te llevas
sino lo que has enseñado.

tal vez aprenda una nueva técnica de escape
con tu ayuda de rebelde y revolucionario
y pueda besar a mis hijos y tomar unas copas
con mi querido compadre.

y que me perdone Dios, si de sus reglas me brinco
pero quiero volver, para decirles que contigo
vuelvo a ser el hijo, siempre orgulloso de su Padre.

y que he sentido de nuevo tus regaños, y tus reclamos
he llorado contigo de mis sueños de poeta ocultos
que no pude escribirte cuando platicabas conmigo
sin que me dejaras fumar un cigarro
ni una copa de tequila porque eso hacía daño

es preciso que sepan que me dejaste la herencia preciosa
de aquellos pasos tuyos cuando le escribías a mi Madre
los sencillos versos de amor que ahora extraño.

que digo tonterías amigo,
eso que quede claro,
el cielo es distinto,
a como yo lo he imaginado,
que quieres, me he creído poeta,
pero si te aseguro
que si un dìa me vuelvo fantasma como castigo,
vendré contigo, y con mi viejo, para que juntos
le cantemos a la vida como corolario
de esta vida que se quedó con los tuyos.


Si mi viejo, no he querido llorar
desde que te fuiste
siempre te he tenido solitario
en mi pensamiento impreso

y aunque no pueda entrar en tu cuarto
aunque quiera y no pueda,
tu mejor que nadie sabe
que la huella
de tu presencia se quedó
en mi corazón
y en mis versos.

Y que me perdone Dios
Si le ofendo con estas locuras
Que huyen
Del corazón sincero,
Tal vez mañana,
El sabrá si en un hospital
Me recluye,
O si de plano,
Severo
Me castiga,
O a los dos nos acompaña.






JOSE JULIAN

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 22-01-2004
Última modificación: 27-01-2004


página personal de JOSE JULIAN


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.