portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

La Muerte del Toro Bravo


Es tarde calurosa, los rayos de sol,
hace que brille hasta la sombra...

Se escuchan los clarines al vuelo,
en el palco de honor dan la señal
para la faena empezar.

Sale el toro a la plaza,
majestuoso, cabeza altiva,
porte elegante. resoplando su poder
entre espuma palpitante...

Corre el toro por la plaza
demostrando su bravura,
corriendo de lado a lado
buscando una abertura.

Llega a caballo el picador
envuelto en armadura viviente.
clavando su vara de fuego
para demostrar que es valiente.

Frena el toro su embiste...

No retrocede el toro,
ni doblega su bravura,
escarba con sus pezuñas,
sangre y furia en la arena.
mientras a la coraza del caballo golpea

Enarbola tu frente, con las armas
que prenden de tu cabeza.
defiende tu muerte toro,
no entres en este juego
donde quiere hacerse famoso
a costa de tu nobleza.

Rebufa el toro su bravura...

Mirando a su alrededor,
tu lo llamas con tu capote
ofreciéndole amor...

Despierta toro, despierta,
es todo una tradición.
Solo quieren tu muerte para disfrute de unos
y pena de otros...

Te pones delante del toro desafiante.
con tu esbelto porte, te pones a jugar con él

Tu con el capote dibujas bellas figuras
que el te hace crear, entre juego, y juego esta,
un pase y otro más.

Se escucha a la gente gritar
Ole... Ole... Ole. Una vez y otra mas

Llega el momento crucial...

Se oye el lastimero sonido del clarín
anunciando la muerte llegar

El toro te mira inocente
siguiendo tu muleta al viento.

Baja la mirada a la arena.
siguiendo tu juego.

Mientras preparas la espada...

Torero, torero te grita la plaza
alzando los pañuelos al viento
pidiendo la oreja y el rabo del toro
para conseguir el trofeo.

Torero que matas al toro
clavando tu espada en el cuello,
Siente el toro la hoja entrar en su cuerpo
fría como el hielo.

Dobla sus patas el toro
al sentir el puñal dentro,
no sabe porque lo matan,
un rió de sangre, invade su bravo cuerpo...

Entre gritos de entusiasmo al ver su sufrimiento.
piden la oreja y el rabo
alzando el pañuelo al viento.

El siempre se crío,
libre y bravo
con la sangre ardiente, esa que refleja su pueblo...

Esa España que una parte
disfruta con su sufrimiento.
la otra lo sentimos muy adentro.
y lloramos de su recuerdo.

********


YASMINA

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-02-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de YASMINA


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.