portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Yo fui cisne

Del cielo cayó una rosa
y a la tierra fue a parar,
a los dioses del Olimpo
una flor le ha de faltar.
Ausente creció sin huerto
al amparo de un trigal
y de noche la cubría
el gran manto celestial.
Los capullos eran fuego,
encendidos al pasar,
a sus manos retornaba
el ave sin palomar.
Flor de lumbre, flor del campo,
nacida en el pedregal,
eras agua y eras viento,
¡la fuente del manantial!
Un cisne labró en tu tallo,
los romances son de azahar,
la ternura tiene abrazo
y te quiero yo abrazar.
De río y lago llevo acordes
y le canto un madrigal
a la rosa del camino
que nació sin un rosal.
Pero llega el crudo invierno
y no puede renegar
la llamada de natura
ningún ave del lugar.
Voló el cisne, sin la rosa,
su destino es un ritual,
tempo largo, rumbo al sur,
la sentencia capital.
Ahora todo resplandece,
arreboles por llegar,
y el cisne que ya retorna
a la flor quiso buscar.
Desolado en la pradera
se quedó sin su caudal,
el invierno hirió la rosa
y su golpe fue mortal.
Bajo un puente reza un cisne
y no quiere ya viajar,
cuando llega el crudo invierno
a una rosa va llorar.
Yo fui cisne alguna vez
y le canté un madrigal
a la rosa del camino
que murió sin un rosal.

por José (Pepín) Vidal


José (Pepín) Vidal

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 18-03-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de José (Pepín) Vidal


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.