portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

ETÉREA QUE ME DEJAS LAS BUGANVILLAS


La mujer que siembra buganvillas en el prado escaso
¿sabrá cuál de las nubes encenderá el ocaso?

Y las buganvillas crecen y crecen sin pensar en el invierno.

¿La mujer las habrá prevenido del crepúsculo largo
que se engullirá al sol, lanzando la noche definitiva?

Y el prado, que aferra trémulo su verde estacional,
sueña con sauces que prosperen y edifiquen la ciudad raíz
y detengan el asedio de lo insípido de las arenas.

La mujer viene por las mañanas con su cantarito,
riega al prado con la líquida sensación de volar
y parece como si anunciase que el tiempo del maíz alimentado ya llegó.

La mañana entonces, derramada, destila los imposibles por los poros del prado.

Pero no hay maíz.
No hay leño pulposo que cohabite con la tierra entregada.

Sólo hay rojas buganvillas que le han nacido al prado,
que se pregunta qué será de la luna cuando llegue la marchites de lo profundo.

¿Qué será de sus sauces soñados cuando el alba
le encare la volatilidad de estarse solamente mirando el horizonte?


Beto Hermoza

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 10-04-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Beto Hermoza


regresar









poetas en la red


















Copyright © 2001-2003 Poesía Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Virtual Poetry Inc. Worldwide Copyrights.